¡Frutos del Carnaval! Venezolanas embarazadas colapsan Hospital de Barranquilla

867

Una avalancha de mujeres en estado de gestación producto de los denominados ‘Frutos del Carnaval’, en su mayoría venezolanas, tiene en S.O.S al Hospital Niño Jesús de Barranquilla. Más de 30 ‘preñadas’ se encuentran esperando turno y han agotado la capacidad de atención en dicha institución que pide a los otros centros médicos aceptar las remisiones para descongestionar el área de partos.

Este 27 de octubre vota por Lucía Tous a la Alcaldía.
¡Sahagún de la gente y para la gente!

“En estos momentos tenemos un colapso en la atención de los pacientes por cuanto nosotros como institución hemos asumido la atención de toda la población venezolana. En estos momentos tenemos 28 pacientes represadas para poderles realizar las cesáreas, teniendo en cuenta que ellas vienen con embarazos no controlables y por lo general se complica su parto o cesárea y el bebé o neonato necesita de UCI Neonatal”, manifestó la Gerente Karina Orozco Gómez.

Es por esto, agregó, “que necesitamos el apoyo tanto de la red departamental como distrital para poder remitir algunos pacientes porque en estos momentos no tenemos la capacidad para poderlos atender”.

El Hospital cuenta con 99 camas y de 70 pacientes que ingresan por ginecología o por el sistema de referencia y contrarreferencia, 50 son de población venezolana.

“Prácticamente tenemos una ocupación entre el 60 y 70% de la población venezolana, tanto en mujeres embarazadas com en niños”, agregó.

En el caso de los niños las patologías más comunes son las enfermedades respiratorias como neumonía, bronquiolitis, desnutrición, diarreica aguda y cáncer.

A lo que sumó la situación más complicada. “Tenemos un pico coyuntural porque adicionalmente al incremento de esta atención de la población venezolana, somos el único receptor que atiende esta población. Venimos también del producto de los embarazos que se están dando por el Carnaval, entre enero y febrero y eso diariamente aumenta más la atención de este grupo de pacientes”, afirmó.

Indicó que, obviamente, esta situación desencadena un desequilibrio financiero porque al momento de radicar las facturas de esa población les glosan el 50%.

“Como todos sabemos esta población es nómada y al momento de hacer la verificación en las visitas, 2 y 3 meses después, ya los pacientes se han trasladado a otro lugar y nos trae como consecuencia la glosa en casi el 50%”, puntualizó.