Prueban con éxito la nueva píldora anticonceptiva para hombres

902

Hasta la fecha, los hombres solo cuentan con dos métodos anticonceptivos de muy distinta índole. El preservativo, colocado en el pene, es la opción masculina por antonomasia, que además impide el contagio de enfermedades de transmisión sexual, mientras que la vasectomía supone recurrir a un proceso quirúrgico, aunque sencillo, que consiste en la sección y ligadura de los conductos deferentes, impidiendo así que los espermatozoides producidos en los testículos puedan llegar al líquido seminal por lo que el semen eyaculado no los contiene.

Sin embargo, en el horizonte se vislumbra una tercera alternativa en forma de píldora que ya ha sido probada con éxito en un grupo de hombres sanos que la tomaron diariamente durante un mes y no experimentaron efectos secundarios importantes. El anuncio, realizado por la Sociedad Endocrina de EEUU, marca el inicio de un proceso que requiere de más estudios complementarios por lo que los investigadores estiman “la anticoncepción masculina hormonal segura y reversible debería estar disponible en unos diez años”.

El nuevo anticonceptivo oral masculino, denominado 11-beta-MNTDC, es una testosterona modificada que tiene las acciones combinadas de una hormona masculina (andrógeno) y una progesterona. “Nuestros resultados sugieren que esta píldora, que combina dos actividades hormonales en una, disminuirá la producción de esperma al tiempo que preserva la libido“, explica Christina Wang, investigadora principal.

No obstante, los participantes informaron de algunos efectos secundarios leves como fatiga, acné o dolor de cabeza, mientras que cinco informaron de una mínima disminución en el deseo sexual y otros dos describieron una disfunción eréctil leve, pero la actividad sexual no se redujo en ningún caso.

El mismo equipo de investigación que ha realizado el hallazgo y que reúne expertos del Instituto de Investigación Biomédica de Los Angeles (LA BioMed) y de la Universidad de Washington, también es el responsable de las primeras pruebas efectuadas con un anticonceptivo oral de similares características, conocido como DMAU. Aquel estudio fue publicado en The Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism y con estos nuevos ensayos se pretende “encontrar el compuesto que tenga menos efectos secundarios y sea el más efectivo”. “Estamos desarrollando dos medicamentos orales en paralelo en un intento por hacer avanzar en el campo de la medicina anticonceptiva”, concluyen los investigadores.