La cruz de ceniza le quemó la frente a un hombre en Cereté

4150

Adriano, un habitante del barrio Santa María de Cereté, salió ayer bien temprano de su casa hacia la iglesia San Pedro con el propósito de que le impusieran en su frente la cruz de ceniza.

Cuenta este hombre que desde que una monja puso sus dedos sobre su piel, esta empezó a arder, y hoy 24 horas después dice que el dolor es intenso y, a través de una fotografía, evidencia la lesión que lo mantiene en casa porque si sale al sol las cosas podrían empeorar.

Se ha conocido además que esta no sería la única persona afectada con quemaduras en la frente, puesto que en redes sociales circulan imágenes con casos parecidos al de Adriano.

“La verdad es que no se si esa ceniza estaba acabada de salir del fogón, o si de pronto tenía algún contaminante. Nunca pensé que esta señal me dejara una lesión por largo rato”, indicó este hombre que pidió que el caso se conociera para que se tomen medidas sobre la situación en referencia.