Dejan en libertad a mujer que amarró a su hijo de tres años a un poste como castigo.

476

“No se lo pueden llevar, no se lo pueden llevar”, gritaba una mujer identificada como Sirley Carolina Muslago Martínez, de 22 años, la mujer que protagonizó un cruel “castigo” al amarrar a su pequeño hijo a un poste de madera supuestamente para que no cruzara la calle.

La madre del pequeño lloró y gritó a más no poder, pero no se pudo escapar del verdadero castigo que le espera con la justicia colombiana. Martínez fue capturada y puesta a disposición de las autoridades y el pequeño fue entregado al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar.

Lo que se conoce por el informe de la Policía es que los mismos vecinos de la familia avisaron a las autoridades cuando escucharon los gritos desesperados del menor. Además, insistieron en que no era la primera vez que este tipo de reprimenda ocurría.

El Comandante de Policía de Córdoba, coronel Engelbert Grijalba, confirmó que Shirley fue dejada en libertad horas después, aunque seguirá vinculada al proceso.

La mujer tiene otros dos hijos que viven con ella en la misma casa, por lo que se espera que comparezca periódicamente ante las autoridades para que el hecho no vuelva a ocurrir. En todo caso, el menor que fue amarrado fue entregado a un instituto para reestablecer sus derechos.

Cortesía: Al Día